sábado, 3 de octubre de 2009

Tengo una corazonada: Gallardón os ha vuelto a tangar

Primero fue Madrid 2012. Para qué sirvió? Para derrochar, que es lo que le mola a Gallardón, cuyo ayuntamiento tiene una deuda mayor que el de todas las capitales de provincia de España juntas [situación que empieza, casualidades de la vida, en 2003, año que empieza como alcalde (hasta entonces las arcas estaban relativamente saneadas, teniendo por ejemplo menos deuda que Barcelona, siendo el doble en población)].

Ahora, Madrid 2016 tampoco. Para qué ha servido?... Si no saben la respuesta, es que todavía no han captado la lógica de Gallardón: pues para derrochar y de rositas, y con apoyo encima! El presentarse a los Juegos es el instrumento perfecto soñado por cualquier político, y Gallardón en eso es muy político. Es el político.

Siempre me ha sorprendido cómo ese empollón repelente tiene encandilada a media sociedad española (me he quedado corto, la verdad: no conozco a casi nadie que no le guste). Analizándole racionalmente, es un peligro público; lo es, y lo seguirá siendo, seguramente. Analizándole frívolamente, es lo que ya he dicho antes: un empollón sabelotodo. Entonces, qué coño le ven?

Es el zeitgeist de esta época que quien está entre medias, centrado, equidistante... es el que triunfa? Aunque sea equidistante de la nada, aunque sea la nada?

Nada, ya saben: tendremos Madrid 2020.
(he tenido esa corazonada... o era una arritmia?)

1 comentario:

RaCaille dijo...

Lo de los JJOO es lamentable. No sólo por toda la gente que habrá 'pillado', sino porque tienen la desfachatez de decir que ha costado 30 millones de euros, ¿alguién se lo cree?.

Y lo de Copenhague con el Rey y familias enteras también tiene tela. Y qué dirán los madrileños de estos años de obras y cada vez más impuestos.

Sí,(n)os han vuelto a tangar...